Los nombres “diri djon djon” o “riz djon-djon” son los términos criollos haitianos para nombrar el arroz con hongos negros, servido por cocineros que le rinden tributo en restaurantes de comida casera utilizando como ingrediente al modesto y delicioso hongo combinado con arroz.
Tiempo de lectura estimado : 1 Minuto, 40 Segundos
Arroz de hongos negros haitianos

Este plato tiene su origen en los diversos estilos culinarios de los grupos étnicos franceses, africanos, indígenas taínos y españoles, esta integrado por habas de lima con hierbas, especias y guisantes verdes combinados con arroz que al condimentarlo se tiñe de color casi negro producto de la infusión leñosa y terrosa de tapas de hongos “djon-djon” secos.

Antes de prepararlo se eliminan los tallos y solo se deben utilizar las tapas, también se le pueden agregar ingredientes como camarones o langostas.

En la historia haitiana las influencias francesas y africanas son muy fuertes, producto de las etapas colonizadores que vivió el país. En el año 1697 con la firma del “Tratado de Ryswick”, España le cede a los franceses parte de la isla, donde más tarde Francia promovió la importación de esclavos negros del África. Posteriormente con la revoluciona haitiana contra el gobierno de Francia se logra su independencia, por ello la isla es renombrada “Haití” en el idioma aborigen taíno-arawak que se traduce como “tierra montañosa”, por esta razón la influencia principal deriva de la gastronomía francesa, con sus derivaciones notables de la técnica culinaria de los nativos taíno y de los españoles, el “”djon djon (Yon-Yon) es el nombre común para el hongo negro comestible que a menudo se encuentra en el norte de Haití, cuando se cocinan los hongos negros “djon djon” surge un plato de exquisito con color, sabor y aroma.

La reconocida chef internacional Clara López de Chanel, propietaria del restaurante Maison Kreyol, ubicado en la Ciudad Colonial, explica que “djon djon” solo se consigue en algunas regiones de Haití, “no se vende aquí, no tiene permiso agricultura ni registro sanitario debe traerse de allá (Haití), que usualmente se utiliza seco y que actualmente está en extinción. Aunque se puede usar para potenciar los sabores de las carnes o pastelones, se usa más en arroz, debido su alto costo”.