La gastronomía de Haití ha sido considerada centro de reunión de los pueblos y razas más diversas del mundo.
Haití también es la capital mundial del vudú, sus coloristas e impresionantes ritos se han extendido a su cocina, por lo que es necesario conocer su cultura.
Tiempo de lectura estimado : 1 Minuto, 54 Segundos
Comida a legbá

Comida a Legbá se refiere a la comida preparada a base de pollo, la particularidad de este plato es que se requiere cavar un orificio en la tierra que servirá de fogón, al pollo se le quitan las plumas, vísceras, cabeza y patas, se le atraviesa una púa como si fuese un cerdo, para luego adobarlo con especias y mucho picante, se sirve en hojas de platanero de forma desmenuzada para que los comensales la digieran sentados alrededor del fogón sin utilizar cubiertos.

Cuando se termina el asado en fogón es ofrecida por el oficiante a los comensales para que cada quién extraiga su porción.

La cocina de Haití ha sido influenciada por el intercambio de mezclas raciales, que han marcado profundamente las tradiciones y costumbres haitianas, debido a estas influencias multiculturales como la indígena, africana y europea ha dado lugar a una variedad de sabores intensos gracias a las hierbas aromáticas y especias que dan un toque característico a esta cocina.

La cultura de Haití ha sido considerada centro de reunión de los pueblos y razas más diversos del mundo, los habitantes de la isla provenían de un grupo de mayas-quichés asentados durante la emigración hacia Yucatán. A comienzos del siglo XVIII, cuando se dio inicio el verdadero período de colonización, todas las provincias de Francia cooperaron al poblamiento de la antigua Santo Domingo, mientras la trata de esclavos importaba una multitud de negros, los cuales eran de múltiples orígenes.

El vudú es una religión que se originó en el África Occidental, donde todavía se sigue practicando, su inclusión a la cultura de las islas del Caribe se remonta al siglo XVII, entre las comunidades de esclavos africanos, la cual fue consecuencia de la mezcla entre esa religión tribal y los ritos cristianos.

El sacrificio de animales es uno de los aspectos más incomprendidos y que a causado bastantes controversias del vudú haitiano. Hasta el día de hoy, Haití es la capital mundial del vudú, y el guardián de las puertas, Legba, es como uno de los santos más reconocidos también conocido como Papa Legba, aquel que abre los caminos.