La sopa joumou o de calabaza se trata de un plato tradicional preparado para la época de Año Nuevo que contiene un caldo especial típico haitiano, para ser servido en horas del mediodía. Joumou es un término derivado del francés “giraumon”.
Tiempo de lectura estimado : 1 Minuto, 39 Segundos
Sopa Joumou: Símbolo de libertad

La sopa joumou es elaborada con pedazos de carne y verduras se sirve caliente y se puede acompañar con tostadas de pan.

En Haití el 18 de noviembre de 1803 en Vertières, al norte de Santo Domingo, tuvo lugar una sangrienta batalla que fue decisiva para la historia de los haitianos, se gestó una batalla liderada por el General Jean-Jacques Dessalines, nacido esclavo y líder revolucionario, quien al frente de las tropas independentistas donde los rebeldes tomaron el control, lograron liberarse de los colonos franceses, así el 1 de enero de 1804, el General Dessalines firmó oficialmente el Acta de Independencia de la República de Haití.

De manera que la historia de esta sopa inicia con la celebración de la independencia de Haití en el año 1804, fecha en que los haitianos trabajaron juntos en la elaboración de una sopa única para celebrar su independencia de los colonizadores franceses.

En la actualidad la sopa joumou o también conocida como sopa de calabaza, se prepara y se sirve a familiares y amigos en Haití en conmemoración de su lucha por la libertad, este plato es tradición en las vísperas de Año Nuevo precisamente por la coincidencia con la fecha correspondiente al 01 de enero (fecha de su independencia) por lo que esta sopa es sinónimo de libertad e independencia.

En el documental “Liberty in a Soup” largometraje producido por Dudley d’Alexisse indica que cada cucharada de sopa es un recordatorio de la Revolución haitiana “una resistencia de 12 años dirigida por esclavos que resultó en la fundación de la primera república negra del mundo”.

El 16 de diciembre 2021 la sopa haitiana fue aprobada por decisión unánime de todos los miembros de la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad, símbolo de lucha por parte de la revolución haitiana que repercute en todo el mundo, como un emblema que representa la libertad y un recordatorio de que todos debemos ser libres.